Sticks de Mozzarella fritos




¿Sabes que los sticks de mozzarella fritos te salvarán de muchos apuros? Son geniales para servir una vez hayas comenzado un almuerzo o para cuando tengas invitados y quieras servir una merienda totalmente encantadora y muy apetecible.

Primero, toma un bloque de mozzarella de calidad, que no sea muy salado y después corta en plaquitas de al menos un cm de grosor. Esas plaquitas córtalas en bastones y en un plato aparte casca un par de huevos y bátelos. (Salándolos después)

En otro platillo aparte, coloca pan rallado. Moja los palitos en huevo batido y luego en pan rallado, haciendo que cubra toda la superficie del stick. Fríe en abundante aceite caliente y después coloca en otro plato limpio con una servilleta de papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante. Sirve con tus salsas preferidas ¡y decántate por una ensalada para acompañar! También van geniales con guacamole, mayonesa, alioli o salsa de tomate picante.



Publicar un comentario

0 Comentarios