Risotto de calabacín y gambas



¿Estás pensando en preparar un risotto de calabacín y gambas y no sabes cómo hacerlo? Hoy me gustaría darte algunos trucos para que te salga ideal ¿vamos a por ello? Siempre intenta cocinarlo con al menos un poquito de mantequilla en la sartén, haciendo que una cebollita picadita tome color.

Después añade dos calabacines pequeños y también las gambas (una taza), que habrás pelado previamente y a las que le habrás quitado el cordoncito negro del lomo (de la parte superior) que es el intestino. Cuando tengas todo mezclado, recuerda añadir el arroz (una tacita por persona), y tostarlo al menos unos minutos.

Cuando veas que el arroz ha tomado sabor, echa caldo de verduras hasta cubrir y deja que el arroz se cocine por completo. Será el momento entonces de salar y corregir, en el caso de que todavía este soso. Te encontrarás con un arroz meloso y estupendo, repleto de nutrientes muy completos para tu organismo.


Publicar un comentario

0 Comentarios