GuidePedia

0


La lasaña es un alimento al que todo el mundo le gusta. Por eso, siempre podrás apostar por ella para servir en un día que tengas invitados. Para hacer esta versión, simplemente deja las láminas de pasta preparadas al dente y colócalas en una superficie de mármol previamente limpias, extendidas, sin juntarse entre sí.

El siguiente paso, será saltear en una sartén grande, al menos un kilo de espinacas frescas con un poco de pimienta, ajo en polvo y también sal. Agrega una cebolla picadita de manera muy fina y un chorrito de aceite de oliva o de girasol. Cuando las verduras estén en el punto, agrega al menos 150 gramos de queso rallado amarillo y 150 de queso cheddar rallado.

Mezcla bien y añade después unos taquitos de queso azul (100 gramos) cortados de manera fina. Cuando tengas la mezcla preparada, monta la lasaña en la parte honda de una bandeja para horno. Termina cubriendo la lasaña con una capa de salsa de tomate y otra de bechamel con una pizca de queso rallado. Hornea 10 minutos a 200º y sirve caliente.


Publicar un comentario

 
Top