GuidePedia

0

Las cremas de calabacín y patata te ayudarán a obtener toda la energía que necesitas para poder seguir con tu ritmo de vida cotidiano. No dejes que esto te eche para atrás, ya que siempre tendrás tiempo para cocinarla, de un día para otro, incluso.

Sólo echa en una olla, una cebolla picada y un poco de aceite de oliva. Saltea todo bien en compañía de un ajo picadito y cuando veas que la cebolla está dorada, coloca dentro el calabacín grande previamente lavado, cortado en taquitos. También 2 patatas pequeñas peladas y limpias, cortaditas de manera regular.

Deja que todo se cocine, cubriendo con agua, al menos 20 minutos. Sala y tritura con una batidora. Será genial que puedas adornar con unas hojitas de tu hierba aromática preferida, como la menta, la albahaca o el romero. Al calabacín no hace falta que le eches ningún conservante, y podrás colocarlo también sin piel, aunque dejarás a un lado la fibra y también el color natural verde de este poderoso ingrediente.


Publicar un comentario

 
Top