GuidePedia

0



Si quieres crear una pizza sana para todos, toma un cuenco grande y hondo y agrega un tazón de harina integral al que echarás un vasito de agua templada con un sobre de levadura para pan bien deshecha dentro. Después echa una pizca de sal y 3 cucharadas de mantequilla de vaca derretida.

Mezcla bien y agrega más agua si lo necesitas. Obtén un bollo de masa brillante y lisa que se pueda manejar con facilidad. Después, deja reposar una hora la misma y al cabo de este tiempo amásala de nuevo para obtener una fina lámina redonda o cuadrada.

Ponla sobre una superficie para hornear previamente untada con mantequilla y después, pon la masa, echando encima generosa salsa de tomate, extendiéndola. Echa una cebolla grande picadita y después un poquito de apio, así como un pimiento rojo pequeño y otro verde, añade un par de zanahorias grandes y también un poquito de cebolla roja. Espolvorea un queso especial para pizzas y hornea a 200º al menos 15 minutos.


Publicar un comentario

 
Top