GuidePedia

0

Los dulces de coco son unos de los más preferidos tanto por los niños como por los mayores, cremoso y con un dulzor propio del coco, hace que sean una opción muy especial para servir en las meriendas y en los desayunos, incluso. Toma dos tazas de crema de leche y caliéntalas en una olla mediana, añadiendo cuando haya hervido (disminuye ahora el fuego poniéndolo bajo), una taza de azúcar.

Después remueve sin parar hasta que el azúcar se haya diluido y echa dos tazas de leche en polvo. Cuando notes que se ha formado una masita fácil de manipular, como para hacer trufas, retira del fuego, agregando un poquito de cardamomo en polvo al gusto y una taza de coco rallado.

Vuelve a mezclar bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Unta un molde rectangular no muy alto con una pizca de mantequilla, pon la masa distribuida con un alto de 1/2 o un centímetro como mucho. Pon en la nevera y deja enfriar dos horas. Después corta en cuadraditos y decora con nueces, pasas o dátiles.

Otras opciones:


Publicar un comentario

 
Top