GuidePedia

0

Los San Jacobos son unas de las recetas más especiales para todo tipo de comidas y almuerzos fáciles que tengas que hacer en casa. Son muy baratos de preparar además por lo que no te ocasionarán ningún trastorno.

Primero, toma unos filetes de ternera finos o un carpaccio (también puede ser de pollo) y agrégale una loncha de jamón york enrollada y dos lonchas de queso que tapen a la carne y al embutido. Una vez tengas esto, pasa los San Jacobos por harina, por huevo batido y por pan rallado y fríe en abundante aceite caliente hasta que estén dorados.

Siempre es bueno que escurras el aceite sobrante de los mismos en una bandeja y que los sirvas con un poquito de ensalada, por ejemplo con unas rodajitas de tomate y con varios trocitos de lechuga, siendo uno de los ingredientes principales de la guarnición este plato. ¿Los prepararás en casa?

Más ideas:


Publicar un comentario

 
Top