GuidePedia

0

Si amas los churros con chocolate, hoy estás de enhorabuena, ya que podrás prepararlos a tu gusto sin tener que acudir a tiendas en donde los freirán con todo tipo de aceites vegetales y grasas que harán que puedas ganar en colesterol. En casa siempre podrás usar un aceite de girasol limpio que hará que te queden suaves y muy crujientes.

Primero, mezcla 200 gramos de harina con un sobre de levadura y agrega agua templada poquito a poco, mientras cueces la masa a fuego bajo, removiendo sin parar, agrega el agua hasta que obtengas una masa maleable y que no esté demasiado blanda ni muy dura, echa una pizca de sal y 100 gramos de azúcar y agrega también un huevo. Bate bien hasta que la misma esté homogénea. Deja que la masa pierda un poquito de temperatura y permítele que repose durante 30-45 minutos.

Pon la masa en una manga pastelera y ve formando los churros, que dejarás caer en aceite caliente. Fríe bien hasta que estén dorados y retira, espolvoreando después con azúcar. Sirve con chocolate caliente y disfruta de ellos en familia.


Publicar un comentario

 
Top