GuidePedia

0

Las bruschettas de tomate y aceite de oliva, son una de las grandes soluciones para crear aperitivos sanos con pocos y deliciosos ingredientes. Con un buen pan de hogaza, unos tomates frescos y un aceite de oliva a la albahaca (y siempre de oliva obtendrás un resultado de 10)

Comienza cortando una hogaza de pan mediana en lonchas, tostándolas después en una tostadora o en el horno. Frota un poquito de ajo en el pan para que le de gusto a este alimento. Toma al menos 8 tomates grandes y bien maduros y escáldalos durante un minuto, cortando la parte inferior de la piel en cruz para que luego te sea más sencillo retirarla. Pica bien los tomates en trocitos menudos y mézclalos en un bol con un poquito de albahaca fresca picada, un diente de ajo desmenuzado y unos 80 gramos de aceitunas negras sin hueso, picadas de manera fina.

Agrega un  buen chorrito de aceite de oliva a la albahaca y después vuelve a mezclar. Vierte un par de cucharadas sobre el pan tostado y sirve.


Publicar un comentario

 
Top