GuidePedia

0

Los canelones de carne son una de las recetas más exitosas para complementar todo tipo de menús para el mediodía o la noche. Puedes servirlos con un buen batido o con un buen vino. Aceptarán cualquier tipo de salsa, aunque el gratinado del queso será suficiente.

Comienza cocinando la carne en una sartén  con un poquito de salsa de tomate, al menos 400 gramos de carne y 150 de tomate, con una cebolla que habrás sofreído previamente, hasta que haya cambiado de color a más transparente. Cocina las láminas de los canelones en agua hirviendo con abundante sal, hasta que estén al dente. Para que no se peguen no las pongas a la vez y echa un chorrito de aceite de oliva en el agua.

Escurre las láminas y colócalas en una fuente para lasaña, creando los rollitos, que darán forma a los canelones, echando la carne en el centro de cada una y plegando. Cuando termines de llenar la fuente, echa encima un brick de bechamel y encima espolvorea abundante queso rallado, gratina a 200º al menos 5-8 minutos hasta que se dore y sirve.


Publicar un comentario

 
Top