GuidePedia

0
La nueva tendencia del showcooking que puede ayudar a celíacos


Estos últimos años se ha descubierto que mucha gente es celíaca, y los problemas que esto supone a la hora de comer o incluso de cocinar para ellos trae bastantes quebraderos de cabeza. En muchos supermercados hay secciones con comida especializada, y en la mayoría de los casos hay sustitutos para la comida con gluten que tienen prácticamente el mismo sabor. Además, hay algunas recetas que se pueden servir tanto en una mesa celíaca como vegetariana o vegana. Esto ocurre con el falafel: son bolitas de garbanzos, un plato típico árabe, que se mezclan con especias y se fríen.

¿Qué necesitamos?
Necesitaremos 250 gramos de garbanzos, ¼ de cebolla morada, 2 dientes de ajo, 150 gr de harina de garbanzo, agua, aceite y especias: cilantro picado, comino molido, pimienta en polvo y pimentón.

Preparación
En primer lugar se preparan los garbanzos, que se cocerán sólo durante cinco minutos porque nos habremos asegurado de que la noche anterior quedasen a remojo. En un mismo cazo, junto a los garbanzos, se pelarán y picarán el ajo y la cebolla y se añadirá una cucharadita de cada una de las hierbas y especias: cilantro, comino, pimienta y pimentón. Trituraremos todo con la batidora y con un tenedor, para dejarlo reposar al menos una hora en la nevera.

Después de ese tiempo, haremos pequeñas bolitas con la masa. Aparte, mezclaremos un vaso de agua (200 ml) con la harina de garbanzo para envolver las bolitas en la mezcla. Las freiremos en abundante aceite y después las escurriremos bien con papel absorbente.

Esta receta, sin duda, es muy fácil de hacer y, aunque la masa tiene que reposar durante una hora, no lleva demasiado tiempo preparar los falafel. Sin embargo, no siempre tenemos este tiempo, o incluso la facilidad para cocinar (puede que la receta sea sencilla, pero no siempre queda igual de bueno que en la teoría). Por esto, hay empresas que nos traen la comida a casa ya preparada, además de los supermercados que tienen una sección de preparados. Sin embargo, esta no es siempre la mejor solución, porque no sabemos qué lleva exactamente lo que hemos comprado, o cómo se ha elaborado.

Existen cada vez más formas de terminar con estos inconvenientes: cada vez más personas optan por contratar un cocinero que prepare los platos a domicilio. El “showcooking”, como lo llaman, es una nueva mecánica de elaboración y transporte de comida a domicilio. Los cocineros de esta plataforma hacen la compra por nosotros y preparan todo lo que vayamos a consumir en nuestra propia casa, para que veamos cómo lo cocinan y con qué ingredientes.

Todo tipo de comidas, desde aperitivos hasta postres, y todos los estilos de cocina se unen en esta nueva forma de traernos la comida a domicilio. La cocinera Daniela Laganà, por ejemplo, prepara estos platos veganos o para celíacos (o para ambos), tanto dulces como salados. Enrique Ortueta, por su parte, se especializa en mesas “carnívoras” combinando platos tradicionales con gastronomía mediterránea moderna. También hacen pedidos especiales para grandes ocasiones, como pueden ser cenas multitudinarias, comidas de empresa o incluso cumpleaños infantiles.

Es una forma diferente e innovadora de llevar la cocina al hogar de cualquiera, dándonos la posibilidad de observar a un profesional de la gastronomía trabajando en nuestra cocina. El showcooking es una iniciativa que pretende acercar el arte culinario a todos aquellos que lo deseen, en el que trabajaremos codo con codo con grandes cocineros.

Si necesitas más información acerca del showcooking, puedes consultarla en la página de CocineroaMedida.com

Publicar un comentario

 
Top