GuidePedia

0


Esta es una receta muy sencilla que vale para cualquier tipo de seta: champiñón, setas de cardo, boletus,...

Necesitaremos: medio kilo de setas, dos dientes de ajo, 100 ml de vino blanco, un poco de perejil fresco, aceite de oliva, sal y pimienta negra molida.

Empezamos limpiando las setas y las cortamos como más nos gusten (yo suelo hacerlas laminadas). Por otra parte laminamos los dientes de ajo, picamos el perejil y hacemos una picada con ello. En una sartén calentamos aceite y añadimos las setas, añadimos sal y pimienta al gusto y las salteamos durante unos cinco minutos. Añadimos la picada y al minuto el vino blanco. Dejamos que se haga a fuego lento durante otros cinco o siete minutos.

Retiramos del fuego, emplatamos y ¡a comer!

Publicar un comentario

 
Top