GuidePedia

0


A todos nos gustan las croquetas, pero normalmente las comemos de jamón, pollo o pescado, ¿por qué no hacerlas de algo diferente? Las croquetas de champiñón son muy sencillas de hacer y están deliciosas.

Vamos a necesitar champiñones, cebolla blanca, harina, leche, huevo y pan rallado. Comenzamos picando la cebolla muy pequeña, cuanto más pequeña mejor y la ponemos a pochar. Cuando se esté empezando a dorar añadimos en champiñón cortado también muy pequeño, para no encontrarnos trozos grandes en la croqueta.

Cuando el champiñón haya perdido todo el agua y se esté empezando a dorar, añadimos dos cucharadas sopera de harina. Movemos rápido para que la harina se tueste y no se queme y comenzamos a añadir leche a la mezcla. La leche la añadiremos de la siguiente forma: vertemos un poco y siempre moviendo con las varillas esperamos a que se espese la mezcla, vertemos otro poco y seguimos moviendo hasta que se forme una mezcla homogénea.

Las croquetas estarán listas para liarlas cuando tengan una consistencia suficiente para poder manipularse con las manos. Al liar las croquetas las pasaremos por pan rallado, huevo batido y pan rallado de nuevo.

¡Animaros y probar estas magníficas croquetas!

Publicar un comentario

 
Top