GuidePedia

0



Aquí os traigo la sencilla receta de la famosa tarta de la abuela, ese postre que a todos nos vuelve locos. Existen cientos de variedades diferentes de esta receta, pero hoy, la que os voy a detallar es la tarta de la abuela que yo conozco desde pequeña y que sin duda alguna es de las mejores que he probado.

Vamos a comenzar con los ingredientes. En la tarta de la abuela son imprescindibles las galletas. Nos valen cualquier tipo de galletas, pero es preferible usar las tipo "María" cuadradas, para que a la hora de montar la tarta no se nos desmorone. También son imprescindibles el chocolate negro, la leche, el azúcar y la canela, y mi toque personal que es la mistela (también nos valen otros vinos dulces).

Lo primero es derretir el chocolate en un cazo con leche. Cuando lo tengamos derretido y bien espeso, preparamos un bol con medio litro de leche, tres cucharadas de azúcar, un poco de canela y un chorro de mistela. En esta mezcla será donde mojemos las galletas.

Comenzamos a montar la tarta. Mojamos las galletas en la mezcla anterior y cuando estén bien empapadas pero que no se desarmen, las sacamos y las ponemos en la bandeja en la que vayamos a montar la tarta. Colocamos las galletas que nos hagan falta hasta obtener el tamaño deseado para la tarta. Cuando terminemos con la capa de galleta extendemos una capa de chocolate por encima hasta cubrir bien todas las galletas y volvemos a comenzar con el procedimiento de mojar las galletas para ir creando capas de galleta y chocolate hasta que la tarta tenga la altura que queramos.

Cuando la tengamos montada sólo hay que meterla en la nevera y esperar a que se enfríe. Es recomendable hacerla de un día para otro para que la galleta absorba bien la leche y parte del chocolate.

Publicar un comentario

 
Top