GuidePedia

0


El salmorejo es una refrescante crema fría de tomate que sienta bien todo el año. La receta original procede de Córdoba y sus ingredientes son tomate, pan, aceite, ajo y sal y se suele servir con ralladura de huevo duro y jamón serrano bien picado.

Como todas las recetas, existen mil variantes de Salmorejo, pero hoy vamos a ver la tradicional. Para un kilo de tomates vamos a necesitar 200 gramos de pan (cuanta más miga tenga el pan, mejor), 250 gramos de aceite de oliva, un diente de ajo y una cucharadita de sal.

Lavamos y trituramos los tomates en un bol. Ponemos el pan troceado dentro del tomate triturado junto con el diente de ajo y batimos con la batidora. Añadimos el aceite y sal y volvemos a batir hasta obtener una crema uniforme. Pasamos el salmorejo por un colador para eliminar las pepitas, trozos de piel del tomate y grumos que hayan quedado.


Con estas cantidades obtendremos unas seis raciones aproximadamente. Sólo queda meter el salmorejo en el frigorífico para tomarlo bien fresquito.

Publicar un comentario

 
Top