GuidePedia

0

Los palitos de queso con mostaza son una solución muy efectiva para todo tipo de aperitivos fáciles, ya que les gustará tanto a niños como a adultos, siendo muy fáciles de comer. Para hacerlos, corta rectángulos de queso amarillo, unta una cara con un poquito de mostaza suave y pásalos por huevo batido y harina. Dale un doble rebozado de huevo batido y espolvorea con perejil picado finito.

En una fuente, congélalos, protegidos con un papel o plástico, durante media hora, tras este momento pon aceite a calentar en una sartén y cuando esté en el punto, fríe los palitos de queso hasta que el empanado se dore.

Retira, deja escurrir sobre un papel absorbente y sirve con mayonesa, con mostaza o con una salsa de tomate picante, también podrás servirlos con guacamole. ¡Varias opciones que te encantarán! ya que combinarán con varios sabores y con varias guarniciones como las patatas chips, las patatas paja o los aros de cebolla.

Publicar un comentario

 
Top