GuidePedia

0

Las macedonias con nata montada, son uno de los platos más fáciles de hacer, siendo un postre muy agradable tanto para niños como para adultos, ofreciéndoles la oportunidad de que tomen algo de fruta.

Para realizarla, pica un par de kiwis, una tarrina de fresas, un par de plátanos y una manzana, rocía las frutas por separado con un poquito de zumo de limón y encima colócales un poquito de azúcar blanco. Deja que las frutas maceren durante unos minutos y luego monta el postre en una copa.

Asegúrate de haber montado previamente la nata con unas varillas y mezcla todas las frutas troceadas menos las fresas. Coloca la nata con las frutas en la copa y decora con las mismas fresas troceadas. Si quieres puedes poner sirope de chocolate ¡también le queda genial! Si te gustan los frutos secos, en concreto, puedes utilizar las nueces, ya que crearán un gusto muy especial para tomar con la nata y todo tipo de dulces y cremas.

Publicar un comentario

 
Top