GuidePedia

0

Ya que la festividad de semana santa aún no ha terminado de dejarnos, podemos disfrutar de uno de los postres más típicos de estas fechas. Se trata de un dulce conocido por el nombre de Huesos de San Expedito, por su forma muy similar a trozos de huesos y en honor a un santo muy conocido en la ciudad española de Sevilla. Una receta sencilla pero deliciosa y muy dulce, que seguro que tendrás tentación de probar y te aconsejamos que lo hagas sin duda alguna.

Para nuestros huesos de San Expedito vamos a necesitar una cucharadita de levadura, 250 gramos de harina, un huevo, dos cucharadas de azúcar, una yema de huevo, cinco cucharadas de anís, azúcar glas, aceite de oliva virgen extra y hojas de menta. Si prefieres que la receta no contenga alcohol puedes cambiar el anís por leche aromatizada con flores de anís estrellado, ya que el resultado será prácticamente el mismo que en la receta original.

Empezamos mezclando la harina y la levadura en un bol, donde añadiremos la yema, el huevo, el anís o leche anisada, el azúcar y dos cucharadas de aceite de oliva. Amasamos bien y dejamos reposar media hora tapando con un trapo el bol. Tras lo cual vamos cogiendo trozos de masa y le damos forma de cilindro del grosor de un dedo y de unos 6 centímetros de largo. Antes de freírlos en abundante aceite, les hacemos un corte central a lo largo. Para adornar les espolvoreamos azúcar glas por encima una vez fritos y escurridos.

Publicar un comentario

 
Top