GuidePedia

0


El pollo asado al limón es una opción excelente para una comida o una cena y si no lo consumis podeis aprovechar para hacer una lasaña o cualquier tipo de preparado gratinado. Es muy fácil de hacer y se puede
acompañar de cualquier tipo de guarnición desde las patatas fritas a las verduritas salteadas y el puré de patatas.

Comienza por poner en el horno el pollo untado generosamente en aceite y unas hierbas aromáticas tales como el laurel, el tomillo y el romero. Agrega unos cuartos de limón así como un vasito de vino blanco
y cocina a 200º entre una hora/hora y media dependiendo del tamaño de la pieza

Tras este tiempo, la carne estará lista para degustar, comprueba la jugosidad de la pieza, asi como que esté tostada por fuera, sala y podrás comenzar a reducir la salsa. Utiliza un coñac o un licor apto para cocinar y le darás a la carne un toque mucho más intenso.

Publicar un comentario

 
Top