GuidePedia

0
Los bizcochos pueden realizarse de muchos sabores diferentes y todos ellos están deliciosos. El bizcocho es una opción ideal para desayunar acompañándolo con un buen tazón de leche o un generoso vaso de zumo natural, pero también como postre o merienda para los más pequeños de la casa. Una receta muy sencilla con un montón de variedades, pero en esta ocasión vamos a preparar un estupendo bizcocho de albaricoque. Esponjoso, sabroso y dulce, no hay nada mejor que llevarse a la boca.

Para nuestro bizcocho de albaricoque vamos a necesitar unos tres huevos, 170 gramos de mantequilla sin sal, 175 gramos de harina de repostería, 175 gramos de azúcar blanco o moreno, unos ocho gramos de levadura química, almendras, unos 180 gramos de albaricoques maduros y unos 110 gramos de azúcar para preparar un poco de almíbar. Antes de comenzar dejaremos precalentándose el horno a unos 185º y dejamos el molde engrasado con un poco de mantequilla y algo de harina.

Empezamos cortando los albaricoques en trozos pequeños y en un cazo con un poco de agua y azúcar, lo llevamos a hervir y entonces añadimos los trozos de albaricoque para cocerlos durante unos 10 minutos, tras lo cual los sacamos y reservamos al escurrirlos. Con la batidora mezclamos los huevos, con la harina, el azúcar y la levadura, después de derretir la mantequilla se la añadimos a la mezcla y también los trozos de albaricoque que habremos rebozado en harina. Colocamos la masa en el molde y dejamos en el horno unos tres cuartos de hora hasta que esté completamente hecho por dentro y por fuera.

Publicar un comentario

 
Top